JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

DISMINUYE LA CLIENTELA

Poco movimiento comercial en el centro de Mérida

Trastocado por el Maratón de Mérida 2020, el centro de la capital yucateca vivió ayer una letárgica jornada comercial como consecuencia de la cuesta de enero y el cierre de calles a la redonda, que hicieron muy difícil el tránsito de personas de un sector a otro del primer cuadro.

Numerosos establecimientos no levantaron sus cortinas y los que lo hicieron, registraron poca afluencia de clientes.

El programa Mérida en Domingo operó a la mitad de su infraestructura, pues prácticamente no se instalaron puestos de comida en las aceras de la plaza principal como se acostumbra cada inicio de semana. Tampoco se realizó la tradicional Bicirruta.

Pese a todo, para los turistas la jornada resultó atractiva porque pudieron pasear por el Centro Histórico con más espacio y menos obstáculos. Por todos lados se observó a grupos de visitantes, nacionales y extranjeros, disfrutando de su paseo dominical.

Con la realización del maratón la ciudad quedó partida por la mitad, lo que ocasionó contratiempos viales en ciertos puntos, pues para cruzar de oriente a poniente había que llegar al extremo sur de la misma.

Quizá conscientes del impacto del maratón o porque la cuesta de enero se está dejando sentir, muchos comercios no abrieron luego de tres fines de semana de intensa actividad previa a los festejos de Navidad y fin de año.

El flujo de personas recorriendo las calles fue bajo durante buena parte de la mañana, solo la Plaza Grande registró mucho movimiento por los turistas.

Para realizar el maratón, todos los puestos de comida que se ven durante Mérida en Domingo, que regularmente se instalan sobre la calle 60 y 63, en esta ocasión no se instalaron, generando un cuadro atípico de una mañana de domingo en la capital yucateca.

Algunos jóvenes se instalaron frente a la Catedral para ofrecer roscas de Reyes, aunque la baja afluencia de clientes dificultó la venta de sus productos.

No fue sino hasta después del mediodía cuando algunas calles se abrieron para interconectar los extremos separados de la ciudad. Estas calles fueron la 57 y 55, la primera que corre de Oriente a Poniente y la segunda, de Poniente a Oriente.

Otro sector muy visitado por los turistas fue el del parque de Santa Lucía, allá disfrutaron de los espacios, restaurantes y cafeterías que operaron como siempre.— Emanuel Rincón Becerra

FUENTE

Go to top