JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

MARATÓN PRO PACIENTE ONTOLÓGICO

El Maratón Pro Paciente Oncológico de San Luis Potosí, no solo ha sido un modelo a seguir para la realización de otros muchos eventos con causa, sino qué a través de 36 años, se ha convertido en uno de las clásicas lides pedestres de nuestra ciudad, que ha beneficiado a miles de niños y adultos que desgraciadamente han padecido el flagelo del cáncer en este caso la leucemia.

 Este importante evento atlético que cuenta con la empatía y apoyo de muchos sectores de la población Potosina, y hasta fuera de la Entidad, como han sido las fundaciones filantrópicas Cantinflas y Hermanos Moreno Reyes, se organizó por primera vez en el año de 1984, a iniciativa del Doctor Armando Rentería Cárdenas.

 Este maratón, nació en el seno del Lomas Racquet Club, y su fundador y primer organizador fue el propio Doctor Rentería Cárdenas, quien realizando sus prácticas en el hospital Central,  observaba conmovido la gran cantidad de personas, principalmente niños de escasos recursos, que no se curaban o morían ante la falta de un tratamiento oncológico, ya que los tratamientos médicos contra el cáncer, son muy costosos, y más por aquellos años de la década de los 80, y siendo él doctor Rentería deportista y aficionado a las carreras atléticas, tuvo la gran idea de aprovechar el boom que en esa época tenían las lides pedestres, para organizar un evento en el que las personas vendieran su esfuerzo por correr, con el fin de recaudar recursos que se destinaran a los tratamientos de niños con cáncer.

 Y fue así que en el año de 1984, se corre la primera edición del maratón pro paciente oncológico en la pista aeróbica del Lomas Racquet Club, cuyos socios respondieron de manera generosa, así como corredores de algunos clubes citadinos, registrándose 300 atletas, que corrieron alternadamente durante 24 horas, sin interrupción de día y de noche, resultando un éxito su organización.

 El maratón se continuó realizando en el Lomas Racquet desde 1984 hasta 1989, y ante la creciente aceptación y participación, las instalaciones fueron insuficientes para continuar realizándose en ese lugar, y los organizadores, junto con el Patronato que se formó para manejar de manera transparente los recursos recaudados, que presidía el Dr.  Eduardo González del Castillo, se determinó que se efectuara en el Parque Dr. Juan H. Sánchez, mejor conocido como Morales, contando con el apoyo y ayuda de los profesores Manuel Lozano Flores, Eladio Campos Alemán y Fernando Montelongo Azua, Arturo Alba, entre muchos otros.  

 Lamentablemente en el Parque de Morales, solo se pudieron efectuar seis ediciones de 1990 hasta 1995, debido a que en ese tiempo las condiciones de seguridad no eran las idóneas, debido a que el maratón se corría ininterrumpidamente 24 horas.

 La justa iniciaba un sábado a las 12 horas y terminaba el domingo a la misma hora, llegando a registrarse un millar de atletas que previamente vendían su esfuerzo a algún patrocinador o amistad, ya sea por horas o distancia corrida, llegando a reunirse un millón de pesos, entre inscripciones, venta de esfuerzo y donaciones, que a través del Patronato Pro paciente Oncológico se entregaba al Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto para cubrir los gastos de los niños que se atendían.

 En el año 1996, los organizadores del maratón deciden por razones de inseguridad, convertirla en una carrera, como todas las que hay, que se realiza en la Avenida Venustiano Carranza, con una distancia aproximada de 8 kilómetros, con salida en el jardín de Tequisquiapan, y a partir de ese año a la fecha, se continúa celebrando anualmente, con los mismos objetivos y fines, logrando institucionalizarse como la primera carrera con causa, que ha beneficiado a cientos de niños y adultos Potosinos.

 El Doctor Rentería Cárdenas, su fundador, comenta que anteriormente cuando no había recursos para pagar los tratamientos oncológicos 9 de cada 10 pacientes morían, no porque no se pudieran curar, sino porque no había dinero con que pagar sus medicamentos para las quimioterapias o radiaciones que requerían. Con gran orgullo, el doctor Armando informa que actualmente se rescatan un 70 por ciento de personas que reciben el tratamiento, lo que es motivo de gran satisfacción para todos quienes toman parte y han contribuido para esta noble causa. 

 Cabe señalar, que las autoridades estatales y municipales, desde 1994 a la fecha se han sumando al esfuerzo de miles de potosinos que contribuyen generosamente a la celebración de este evento, propiciando que el Gobierno del Estado decretará la creación del organismo no gubernamental  denominada Patrimonio de la Beneficencia Pública, que en su momento presidio el mismo Doctor Rentería.

Eventos como este deben mantenerse vigentes, porque coadyuvan a la salud de muchos Potosinos que padecen esta terrible enfermedad, y que solo el altruismo y generosidad de los habitantes y deportistas de esta capital hacen posible que se reúnan importantes cantidades de dinero, los cuales se destinan a la atención de los pacientes oncológicos.

 Actualmente, el Licenciado Samuel Siller y el Doctor Octavio Salinas, al frente del Patronato Pro Paciente Oncológico siguen desarrollando esta loable labor de organizar la carrera de 10 kilómetros, denominada "Ayúdanos a salvar una vida", y merecen el respaldo absoluto de la comunidad deportiva y de la ciudadanía en general.  Benditos los que dan sin recordar, y los que reciben sin olvidar. 

FUENTE

Go to top