JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

JOAQUÍN ENRIQUE, MARATONISTA DE CORAZÓN

La fuerza del hombre lo ha llevado a lograr grandes hazañas. El deseo por llegar a una meta es fuerza de motivación que saca lo mejor del ser humano. En el caso del maratonista Joaquín Enrique López Murillo, exige a su cuerpo gran resistencia para recorrer 42 kilómetros 195 metros.

Originario de Tequisquiapan, es referente de tenacidad y consistencia. Cirujano Dentista por la Universidad Autónoma de México y Licenciado por la Autónoma de Querétaro, Murillo posee un record de 109 maratones recorridos

Para él, el ser humano está hecho para hacer eso y más, siempre y cuando tenga una buena preparación física, implica alimentación, descanso, planeación del entrenamiento.

El corredor debe tener una preparación física adecuada para lograr terminar los kilometrajes sin eso es imposible. Pero más importante es la preparación mental o psicológica.

“Debe ser súper importante porque llevamos nuestro cuerpo al límite, le exigimos más de lo que puede dar, si no estas preparado de manera contundente no lo lograras”, expuso López Murillo.

En 2018 se planteó por reto completar 18 maratones para hacer 100 maratones, meta que alcanzó con determinación y disciplina en diciembre de ese año en Monterrey, lo que le mereció el reconocimiento por la Asociación de Corredores de Nuevo León. Representó a México en los maratones de Habana, Cuba y Toronto, Canadá.

En 2019 sumó 8 maratones más y en lo que va del 2020 uno dado las circunstancias de contingencia impidieron la realización de más.

El corredor expuso que corrió su primer maratón por una promesa incumplida un año antes.

“Es una parte muy íntima, desgraciadamente no fue de la mejor manera. Toda mi vida he sido deportista de nivel. Había prometido a mi hija correr el maratón en 2008 pero hubo una separación física, un accidente, perdí a mi hija, esto me hizo que en 2009 cumpliera esa promesa que no había cumplido, a partir de septiembre de 2008, corrí mi primer Maratón en León, Guanajuato con un tiempo excelente 3:55:00”.

Ese mismo año correría en Monterrey, y de ahí en adelante no pararía, y formó un equipo que lleva el nombre en honor a su hija “Lolina Runners”, desde entonces han debutado 30 de sus integrantes en maratones.

México ha sido una potencia con maratonistas, como Germán Silva, Andrés Espinosa, Benjamín Paredes; con 63 años de edad, Joaquín Enrique López Murillo alienta a correr a la población.

Aseguró que el correr es algo mágico, tiene su explicación de manera científica y fisiológica porque causa adicción pero también la cuestión mental.

“La vida es un reto, manejo esto de manera filosófica es una bendición pero es un reto puede pasar el día como cualquier otro y no, hemos perdido la capacidad para ver lo hermoso que puede ser nuestra vida, depende hacia donde la queremos llevas, qué y cómo lo recibimos, la vida es hermosa a pesar de todo”.

San Juan del Río se enorgullece también de tener a dos de los mejores deportistas, a los hermanos Salvador y Joaquín López Murillo. A nivel República se les reconoce por su trayectoria como maratonistas.

“No es fácil, ni siquiera hay personas que se atrevan a correr 10 kilómetros, mucho menos 21, olvídate de 42 kilómetros, el día que lo hacen descubren su mundo. El hecho de haber corrido 100 maratones, le doy mucha importancia a todo lo que respecta a mi vida deportiva, le doy mucha seriedad porque considero todo esto fue hecho en 9 años”, finalizó el corredor.

La fuerza del hombre lo ha llevado a lograr grandes hazañas. El deseo por llegar a una meta es fuerza de motivación que saca lo mejor del ser humano. En el caso del maratonista Joaquín Enrique López Murillo, exige a su cuerpo gran resistencia para recorrer 42 kilómetros 195 metros.

Originario de Tequisquiapan, es referente de tenacidad y consistencia. Cirujano Dentista por la Universidad Autónoma de México y Licenciado por la Autónoma de Querétaro, Murillo posee un record de 109 maratones recorridos.

Para él, el ser humano está hecho para hacer eso y más, siempre y cuando tenga una buena preparación física, implica alimentación, descanso, planeación del entrenamiento.

El corredor debe tener una preparación física adecuada para lograr terminar los kilometrajes sin eso es imposible. Pero más importante es la preparación mental o psicológica.

“Debe ser súper importante porque llevamos nuestro cuerpo al límite, le exigimos más de lo que puede dar, si no estas preparado de manera contundente no lo lograras”, expuso López Murillo.

En 2018 se planteó por reto completar 18 maratones para hacer 100 maratones, meta que alcanzó con determinación y disciplina en diciembre de ese año en Monterrey, lo que le mereció el reconocimiento por la Asociación de Corredores de Nuevo León. Representó a México en los maratones de Habana, Cuba y Toronto, Canadá.

En 2019 sumó 8 maratones más y en lo que va del 2020 uno dado las circunstancias de contingencia impidieron la realización de más.

El corredor expuso que corrió su primer maratón por una promesa incumplida un año antes.

“Es una parte muy íntima, desgraciadamente no fue de la mejor manera. Toda mi vida he sido deportista de nivel. Había prometido a mi hija correr el maratón en 2008 pero hubo una separación física, un accidente, perdí a mi hija, esto me hizo que en 2009 cumpliera esa promesa que no había cumplido, a partir de septiembre de 2008, corrí mi primer Maratón en León, Guanajuato con un tiempo excelente 3:55:00”.

Ese mismo año correría en Monterrey, y de ahí en adelante no pararía, y formó un equipo que lleva el nombre en honor a su hija “Lolina Runners”, desde entonces han debutado 30 de sus integrantes en maratones.

México ha sido una potencia con maratonistas, como Germán Silva, Andrés Espinosa, Benjamín Paredes; con 63 años de edad, Joaquín Enrique López Murillo alienta a correr a la población.

Aseguró que el correr es algo mágico, tiene su explicación de manera científica y fisiológica porque causa adicción pero también la cuestión mental.

“La vida es un reto, manejo esto de manera filosófica es una bendición pero es un reto puede pasar el día como cualquier otro y no, hemos perdido la capacidad para ver lo hermoso que puede ser nuestra vida, depende hacia donde la queremos llevas, qué y cómo lo recibimos, la vida es hermosa a pesar de todo”.

San Juan del Río se enorgullece también de tener a dos de los mejores deportistas, a los hermanos Salvador y Joaquín López Murillo. A nivel República se les reconoce por su trayectoria como maratonistas.

“No es fácil, ni siquiera hay personas que se atrevan a correr 10 kilómetros, mucho menos 21, olvídate de 42 kilómetros, el día que lo hacen descubren su mundo. El hecho de haber corrido 100 maratones, le doy mucha importancia a todo lo que respecta a mi vida deportiva, le doy mucha seriedad porque considero todo esto fue hecho en 9 años”, finalizó el corredor.

FUENTE

Go to top