JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

ATLETA MONCLOVENSE SE PREPARA PARA ULTRAMARATÓN EN MARRUECOS

Monclova.- El monclovense, Everardo Rodríguez García se arriesgó a participar en el «Des  Sables», maratón de las arenas, que es una prueba de autosuficiencia de 250 kilómetros realizada en el desierto de Marruecos.

Sin apoyo de patrocinadores, es el primer mexicano que logró entrar a la justa de este año para aventurarse en una prueba de siete días de resistencia en el desierto y ahora busca apoyo de patrocinadores para participar nuevamente en la competencia a celebrarse en el 2020.

No logró concluir la prueba de siete días, pero su reto es volver a participar el próximo año para lo cual comenzará a prepararse desde ahora tanto en su acondicionamiento físico como con apoyos, dado que la inscripción es de 65 mil pesos más gastos para viajar hasta el desierto.

El maratón «Des Sables» es una exigente carrera por etapas considerada una de las carreras más duras del mundo, que desde el año 1986 organiza el francés Patrick Bauer en Marruecos, con un recorrido de 250 kilómetros y dura siete días. Hay seis etapas: cinco etapas entre 20 y 40 kilómetros y una etapa de unos 80 kilómetros de resistencia.

Para cualquier atleta participar y concluir el ultramaratón los coloca en una posición de ser reconocidos internacionalmente, lograr ser invitados a otras competencias para obtener premios económicos y prestigio como contratos, comentó.

Los premios en la competencia son 5 mil euros el primer lugar, 3 mil euros el segundo lugar y 2 mil el tercero.

Rodríguez García pertenece al Club de Corredores del municipio de Apodaca, Nuevo León, y este año fue el único mexicano aceptado para participar en la carrera ya que sólo 800 corredores son aceptados por año y algunos atletas duran años en lista de espera para ser aceptados pues son innumerables los requisitos a cubrir.

“Me cuesta mucho describir lo vivido porque es una aventura, para empezar es una diferencia de horarios de ocho horas y el clima del desierto es muy cambiante, por la madrugada podía estar a 5 grados y en el día subir a más de 35 grados, yo tuve que abandonar la competencia porque mi estómago ya no aceptaba la comida que se lleva de resistencia, que son dulces, galletas, pasta y algunas pastillas que te nutren”, relató el atleta.

De profesión Ingeniero en Electrónica e Instrumentación, Everardo Rodríguez de 39 años labora profesionalmente en la empresa FANASA de Monterrey, Nuevo León, y su meta personal es lograr ganar para México la competencia del desierto poniendo a prueba el entrenamiento que por años lleva a cabo. (CRISELDA FARÍAS / INFONOR)

FUENTE

Go to top