JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

GERMÁN SILVA REMEMORÓ SUS TRIUNFOS EN EL MARATÓN DE NUEVA YORK

El ganador en dos ocasiones de la maratón de Nueva York, Germán Silva, dijo que quería seguir los pasos de los ganadores de la prestigiada carrera Salvador García y Andrés Espinosa, corredores mexicanos quienes hicieron historia en el atletismo de fondo en los años noventa.

Germán, actualmente radica en Querétaro y en una charla organizada por Emoción Deportiva, empresa reconocida por organizar carreras de calle, lo volvió a unir a dos personas inseparables de su carrera deportiva, su entrenador Rodolfo Gómez y Martín Pitayo, compañero inseparable en las carreras de calle, en donde llegó a ser el número uno del mundo.

“Me alinee al entrenamiento y no tuve que hacer otra cosa, vinieron otras situaciones, ciertos errores, pero hoy en día lo que para mi cuenta es lo que puedas hablar, el sentimiento que pueda tener para los demás y hoy en día llevo gente a Nueva York. Estamos viviendo momentos en los que la vida nos hace reflexionar y a lo mejor lo cancelan, a lo mejor se hace y es el 50 aniversario, no sabemos”, expresó el atleta olímpico.

Al ganador de Nueva York le organizan un tour que comienza en la Bolsa de Valores y finaliza en uno de los dos programas de afamados conductores de televisión, con David Letterman, se le puso el sobre nombre a Germán Silva de “Mister Run Wey” (El Señor Corre Camino). Luego platicó una de sus anécdotas.

“Me habla el presidente Salinas, pero ni siquiera él, salió un cuate en medio de todo el mundo -dentro de una conferencia de prensa-, donde dijo que el presidente de México quería hablar conmigo: ¡Ay, caray, espérame! Estaba la ganadora Tegla Laroupe, los medios, todo el mundo y en mi novatez dije yo me reporto después”, recordó el atleta originario de Veracruz.

Al siguiente día, México firmó el Tratado de Libre Comercio y en el diario New York Times, encabezó la nota: “México entra al Tratado de Libre Comercio en contra de la voluntad de los americanos por considerarse un país de pobres y hambrientos; pero los mexicanos hacen el 1-2 en el maratón de Nueva York”.
Rodolfo Gómez no estuvo de acuerdo, pero pese a que todos los corredores del equipo no recibían ningún apoyo en aquel tiempo, y en sus charlas que realiza, siempre pone de ejemplo a Germán: “El día que le ofrecieron el apoyo lo rechazó, porque ya estaba del otro lado, ya había ganado y era mejor que se lo dieran a alguien más y eso “cualquier persona lo aplaudiría”.

Rodolfo Gómez desmintió que los maratonistas mexicanos se dopaban, “no se puede recurrir a rumores, no es cierto en la época de todo los del grupo que corrían a nivel mundial casi cada mes venían de la WADA o de la IAAF a hacer las pruebas antidopaje sorpresa”.

FUENTE

Go to top