JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

Articles

ENTRENAMIENTO ONLINE, ATLETAS A CAMBIAR HÁBITOS

La contingencia sanitaria por el coronavirus obligó a los atletas a modificar sus hábitos de entrenamiento, principalmente ante la falta de espacios adecuados para llevar a cabo sus ejercicios y rutinas, pero eso no los ha detenido, ya que han encontrado alternativas para mantenerse en forma, asesorados a distancia por sus coaches, en algunos casos sin salir de casa. 

La tecnología se ha convertido en amiga de los atletas, quienes han encontrado en ella el modo de desarrollar sus habilidades sin tener que exponerse al contagio en el exterior, además de que al mantenerse en sus hogares, han mejorado sus hábitos alimenticios y controlan mejor sus horarios para la ingesta de los nutrientes que requiere su organismo. 

Tal es el caso del corredor Daniel Ortiz Pérez, tres veces ganador del Maratón Lala, a quien la pandemia le robó la posibilidad de pelear por un lugar para la prueba de maratón en los Juegos Olímpicos de Tokio. 

Algunos meses atrás, Daniel junto con su esposa Isabel Vélez, con quien tuvo la fortuna de ganar dos veces el Maratón Lala, viajaron a España con el propósito de prepararse para buscar dar la marca para JO; sin embargo, la contingencia sanitaria cortó sus aspiraciones. 

Al llegar de Madrid, al entrar en cuarentena, entrenó tres meses en la caminadora, un aparato magnífico, ya que brinda inclinación, declinación, es muy completo, levanta una velocidad de 25 kilómetros por hora y para entrenar en casa es excelente, pues le ha permitido hacer todo: trabajo de velocidad, de resistencia, de cuesta, con eso el distanciamiento fue llevadero. 

“Lo que a mí me sugirieron al llegar de Madrid fue permanecer aislado durante 15 días en casa, pero prolongamos mi esposa Isabel y yo. Actualmente ya dejan salir a la calle a realizar entrenamiento, más que nada por salud mental, hemos estado alternando en caminadora como el exterior y la parte específica se hace afuera, en lugares aislados, donde hay muy poca gente, evitamos ir al Bosque, que ha estado muy saturado, también en el área de La Jabonera, así que la parte de cuesta la he seguido haciendo en casa”. 

A pesar del cambio, Daniel asegura sentirse muy bien, pues mientras algunos dicen que la caminadora funciona un 50 por ciento en lo que un corredor requiere para trabajar; sin embargo, desde su perspectiva, si se sabe aplicar como tiene que ser, se le puede sacar provecho incluso 95 por ciento de efectividad. 

Los resultados están ahí, pues afirma que al salir de los tres meses en casa, al segundo día hice un chequeo de 10 kilómetros y los corrió en 30 minutos con 57 segundos, que no es su mejor marca, pero para ser su segundo día al exterior fue muy buena referencia. 

Cambios en la forma de entrenar Daniel tuvo que adaptarse a ciertos ajustes, pero asegura que su forma de entrenar prácticamente no cambió mucho: 

“Al principio es difícil trabajar en la caminadora, pero una vez que hay adaptación comienzan los buenos entrena mientos, se modifica un poco la técnica, se va un poco más erguido, no es como en la calle que el cuerpo va ligeramente hacia adelante, esperando desplazarse mejor. El día que hice mi primer chequeo voy con la técnica de la caminadora, pero ha sido cuestión de acostumbrarse”.

Coach a distancia

Ortiz Pérez junto con su esposa habían trabajado en el plan de correr el Maratón de Viena, así que decidieron entrenar con el estratega español Jerónimo Bravo, por eso viajaron a Madrid para encontrarse con él, para realizar una preparación específica y conocerse mutua mente. 

Se trata de uno de los mejores entrenadores a nivel mundial, ha tenido medallistas mundiales de atletismo, en Juegos Olímpicos, el trabajo a distancia estaba funcionando bien, pero al complementarlo con un trabajo específico, supervisado de cerca por él, iban a resultar mejor las cosas. 

Tanto es así que actualmente, Jerónimo sabe de sus cualidades y debilidades, sabe cómo aplicar sus estrategias y conocimiento. Ahora la asesoría es a distancia, Jerónimo envía un plan de entrenamiento de 8 a 10 días, durante ese tiempo Daniel e Isabel lo deben retroalimentar cada dos o tres días sobre cómo se encuentran, algunos entrenamientos son muy específicos y algo pesados, pero por lo general resultan, sobre todo porque son de mucha resistencia y en el caso de Daniel, es un atleta con esas características y se ha adaptado muy bien. 

Con él trabaja también Juan Luis Barrios, quien comenzó a entrenar después del Maratón de Toronto, donde le fue bien, pero ha batallado en los últimos kilómetros, así que al cambiarse con Jerónimo Bravo puede dar grandes sorpresas.

Lo que viene

Daniel como Isabel planean correr el Maratón de Valencia el 6 de diciembre, se calcula que para entones habrá carreras en Europa, no así en México, que por no respetar los tiempos se vive una situación complicada, cuando otros países ya se han recuperado de la pandemia. 

“Nosotros seguimos en el tema y posiblemente ya no haya carreras en lo que resta del año, sólo virtuales; pero estamos inscritos al Maratón de Valencia, probablemente podamos correr antes un medio maratón en Europa en noviembre, si no, tendremos que hacer chequeos específicos en la Comarca, tratando de sacar el mejor rendimiento posible”. 

Valencia es el objetivo, quiere dar marca de 2:11:30 que se solicitaba para Juegos Olímpicos, no con el propósito de pelear un lugar, ya que la Federación ya eligió a los tres que tenían la marca, aunque no se cumplía el plazo, pero quiere dar el tiempo y saber que durante este ciclo pudo dar el tiempo y ya la Federación determine si se mantiene con Pacheco, Santana y Esparza, a quienes les desea el mayor de los éxitos. 

Al principio sí fue un poco triste para Daniel haber perdido la oportunidad de clasificar a JO, por la preparación que tuvo, porque el Maratón de Viena lo tenía programado, es taba dentro del plazo, luego la Federación decidió cancelar todo. 

Se abrió un plazo para dar la marca, desafortunadamente el organismo tomó la decisión, no sé si precipitada o no, pero he pensado que la carrera de un de portista no debe estar basada en unos Juegos Olímpicos, hay muchas competencias donde podemos participar sacando lo mejor de nosotros mismos, tal vez viene algo mejor para quienes se quedaron en la orilla”, concluyó.

FUENTE

Go to top