JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

Articles

¿CÓMO PUEDES RECUPERARTE DESPUÉS DE CORRER UN MARATÓN?

Tras los 42 kilómetros y 195 metros que se extiende un maratón, el esfuerzo intenso hace mella en todos los corredores que se dedican a realizar esta ya prueba mítica para todos los runners del mundo. Llegar a la meta es una sensación totalmente satisfactoria y la euforia te dominará al menos hasta una hora después de haber pisado la línea.

Después, vendrá una resaca (no buena) en la que tendrás que preparar a tu cuerpo para que no te duela absolutamente todo durante la semana posterior. Pero, ¿cómo se consigue eso? y, lo más importante, ¿cómo te puedes volver a preparar para entrenar?

Antes de nada, debes saber que el esfuerzo que implica completar produce importantes alteraciones en tu cuerpo, ya que los tendones quedan dañados e inflamados y los músculos sufren una notable destrucción. Un estudio realizado por (Hikida et al, 1983) se concluyó que un maratón produce inflamaciones y hasta  necrosis en nuestras fibras musculares destacando que incluso en las biopsias pre maratón ya había daño muscular a consecuencia del entrenamiento.

La recuperación durante el entrenamiento y en especial desués del maratón es fundamental para mantenernos saludables y activos durante toda nuestra vida.

A continuación les damos algunas recomendaciones para facilitar el proceso de recuperación post carrera.

La recuperación empieza durante el entrenamiento

Seguir un plan de entrenamiento profesional y elaborado con base en la planificación de macrociclos y microciclos es el primer paso.

No olvides que el maratón es una prueba exigente que requiere preparación profesional. Te invitamos a consultar alguno de nuestros planes o contratar un entrenador personal así como acercarte a un grupo de corredores dirigidos.

Otros aspecto fundamente pre carrera es preparar nuestra mente. Cualquier maratonista te dira que la “carrera se termina con la cabeza y no con las piernas”

Entrena la concentración, el manejo del aburrimiento, la contención y aprender a derrotar el pesimismo o la euforia. Igualmente prepárate para perder o ganar, en el caso de los corredores perder podría significar no lograr la meta de tiempo establecida o peor aún tener que abandonar la carrera por una lesión. Competir es un juego y como tal apostamos a ganar pero muchas circunstancias durante la carrera pueden hacer que no logremos alcanzar nuestra metas y tenemos que estar preparados y concientes de eso. 

Para más recomendaciones de cómo entrenar nuestra mente te invitamos a ver 

FUENTE

Go to top