JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

SE SUMAN A CAMINATA FAMILIARES DE OTRAS MUJERES DESAPARECIDAS

Después de tres días de caminar rumbo a la capital del estado, el dolor se siente en los pies de las madres de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, pero aún no es mayor al que llevan en su corazón y con el cual encararán al gobernador César Duarte Jáquez, aseguraron ayer.

Con un pliego petitorio de seis puntos, la marcha Por la Vida y la Justicia de las Jóvenes en Chihuahua, que iniciaron cinco personas la tarde del martes en el kilómetro 30 de la carretera Panamericana, se hace cada vez más fuerte con la unión de otros padres y activistas, aseguró Francisca Galván, asesora jurídica del Comité de Madres y Familiares de Mujeres Desaparecidas en Ciudad Juárez.

“Queremos que el gobernador nos diga quiénes desaparecen a las jóvenes en el Centro de la ciudad, quiénes las asesinan y luego las tiran en el Valle de Juárez”, dijo al caminar a la altura del kilómetro 215 de la carretera Panamericana, poco después de pasar la caseta de cobro de Villa Ahumada.

A lo largo de la caminata se les han ido uniendo más personas, como los integrantes del movimiento #YoSoy132 y personal del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Benito Juárez, además de otros padres de jóvenes desaparecidas.

Lucy Navarro, madre de Nancy Navarro Muñoz, desaparecida el miércoles 13 de julio de 2011 a los 18 años de edad, y Consuelo López, madre de Griselda Morúa López, desaparecida en abril de 2009, se sumaron ayer a la caminata.

Martha Rincón, madre de Esmeralda Castillo Rincón, quien desapareció el 17 de mayo de 2009 a los 14 años de edad, se unió también a la causa en la que ya participaba su esposo, José Luis Castillo; además de Ricardo Alanís, padre de Mónica Alanís Esparza, desaparecida el 26 de marzo de 2009.

“Anoche –miércoles- nos quedamos en Villa Ahumada y salimos como a las 9:30 de la mañana… comenzamos a hacer relevos para salvaguardar la salud y administrar nuestras fuerzas y energía para llegar a la ciudad de Chihuahua”, confesó Galván.

“Algunas mamás sí han caminado desde que salimos de Juárez, y nada más se suben a la camioneta para hacerse curaciones en las ampollas que les han salido en los pies o por los dolores del cansancio, pero luego vuelven a caminar”, aseguró.

Las mantas rosas de plástico, donde aparecen el rostro y las pesquisas de las jóvenes desaparecidas, han servido a las madres para cubrirse del frío y el viento que se acentúa aún más en la carretera.

La Unidad de Atención a Víctimas de Gobierno del Estado los apoyó ayer con gasolina, además de las cobijas y agua que ya les habían proporcionado, “pero la misma comunidad nos está dando la ayuda, y ya está determinado que llegaremos hasta Chihuahua”, dijo Galván.

SEIS PUNTOS DEL PLIEGO PETITORIO

La primera petición que realizarán las madres al gobernador es que se entreguen los cuerpos que se tienen en el Servicio Médico Forense (Semefo), y no los sigan dando a “cuentagotas”, apuntó el padre de Esmeralda Castillo Rincón.

En segundo punto se pedirán explicaciones claras sobre la falta de participación de la Fiscalía General del Estado (FGE) con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) para la realización del segundo dictamen en las pruebas de genética de Idalí Juache Laguna y Guadalupe Pérez Montes.

Como tercer punto se exigirá a Duarte Jáquez una respuesta sobre el trabajo realizado en el caso de Brenda Berenice Castillo García, desaparecida el 6 de enero del 2009 a los 17 años de edad, y cuya madre ubicó a través de imágenes desde abril de 2011.

El cuarto punto cuestiona cuáles son las líneas de investigación que se tienen sobre el resto de las jóvenes desaparecidas, “porque no hay acciones concretas, tenemos resultados nulos, y queremos saber qué están haciendo”, comentó Galván.

El quinto punto de los padres y activistas cuestiona al gobernador por qué no se ha detenido a los responsables del asesinato de las mujeres desaparecidas y encontradas en el Valle de Juárez.

Y el sexto punto, establecido hasta ayer, pide al mandatario estatal una depuración en las unidades encargadas de investigar las desapariciones y homicidios de mujeres, ya que las madres creen que los elementos actuales pudieran estar coludidos en los mismos delitos.

SE SOLIDARIZAN CON LAS MADRES

Integrantes de la Red Mesa de Mujeres se solidarizaron ayer con las madres y padres participantes en la caminata, y exhortaron a la comunidad para unirse también en la exigencia de la garantía, protección y respeto al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

Se pidió instar a las autoridades de los tres niveles de gobierno a establecer programas preventivos de todos los tipos de violencia, atienda y se sancione a fin de que se erradique las desapariciones y asesinatos de mujeres.

La Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez y el Comité de Madres y Familiares de Mujeres Desaparecidas en Ciudad Juárez hicieron un llamado contundente a las instituciones del Estadomexicano a asumir la responsabilidad eficaz y eficiente en cumplir con las recomendaciones emitidas por el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

“Que se establezcan compromisos para dar con los responsables de los hechos de desaparición y asesinato de mujeres en esta frontera y así establecer un mecanismo protector de la integridad física y emocional de las madres y los hijos e hijas de las mujeres desaparecidas en el proceso de su búsqueda al momento de realizar las notificaciones”, se pidió.

“Nos preocupa el número cada vez mayor de desapariciones forzosas de mujeres y muchachas en varios estados como Chihuahua, el hecho de que las desapariciones forzosas no constituyan un delito en varios códigos penales locales, la falta de un registro oficial sistemático de las desapariciones y la lenta o nula activacion de los protocolos de búsqueda en vigor, como el Protocolo Alba”, señalaron.

Hasta ayer se habían unido a la exigencia de las madres y padres de las jóvenes desaparecidas, las asociaciones Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, Casa Amiga Esther Chávez Cano, Centro de Mujeres Tonantzin, Programa Compañeros, Centro de Estudios Itziar Lozano, Centro de Estudios y Taller Laboral y Grupo El Camino.

También se solidarizaron las asociaciones Salud y Bienestar Comunitario, el Centro de Crecimiento Cuzmaniano, Sin Violencia, Mujer de Pacto, Misioneras de María Dolorosa, Panpétalo, Tu Derecho a la Alimentación, Consejo Ciudadano por el Desarrollo Social, Ciudadanos por una Mejor Administración Pública, Grupo de Articulación Justicia en Juárez y Colectiva: Arte, Comunidad y Equidad.

FUENTE

Go to top